Verduras y frutos de la naturaleza

Conoce sus beneficios

Lifestyle
Nelson Araneda Araya

Por Nelson Araneda Araya

Share on FacebookTweet about this on Twitter

LA CEBOLLA

A menudo se reconoce a la cebolla como la reina de las verduras por su versatilidad culinaria, intenso sabor, sus cualidades terapéuticas, las poderosas propiedades antisépticas. La cebolla es rica en Vitaminas A, B y C, es una fuente importante de magnesio, hierro, calcio y fósforo.

Cruda, Es un buen estimulante digestivo y tónico para el hígado. Cocida, puede ayudar a aliviar las flatulencias y los problemas de estreñimiento crónico, la infusión de la piel de la cebolla hervida alivia los síntomas desagradables que producen los problemas estomacales.

Características de la cebolla

Historia

La cebolla, pariente cercana del ajo y sus propiedades curativas, fue muy venerada en Egipto antiguo como símbolo de vitalidad y se le tomaba como “el remedio que lo cura todo”. Se han encontrado registros que se remontan a 4000 A.C. que vincularía a la cebolla con algunos ritos religiosos y usos terapéuticos.

Sus cualidades terapéuticas demostraron ser muy útiles para aliviar enfermedades infecciosas como el tifus, la cólera y las pestes. Asimismo, durante la Segunda Guerra Mundial se usaron los vapores de la pasta de la cebolla, para aliviar los dolores y para ayudar a su cicatrización de las heridas.


El AJO

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un compuesto llamado alicina, que actúa contra numerosos virus y bacterias, además de su poder antioxidante. Entre los principales beneficios del ajo para la salud se encuentran:

El ajo era usado como un medicamento natural mucho antes de ser usado como condimento. En un papiro egipcio, que data del 1550 A.C, contiene 22 menciones sobre su poder curativo en cardiopatías, parásitos intestinales, tumores, etc. Hipócrates, un gran médico de la antigüedad, recomendaba utilizar el ajo por sus cualidades medicinales. En muchas civilizaciones antiguas el ajo se consumía para dar energía y proveer protección de todo tipo de males.

1.- Antibiótico natural

En 1858 Louis Pasteur mostró que el ajo era un antibiótico natural, ya que detenía el crecimiento de bacterias que eran preparadas en un cultivo de laboratorio; durante la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de antibióticos, el ejército ruso lo utilizó masivamente. Según en investigaciones de algunas Universidades, se halló que el ajo es uno por ciento tan potente como un antibiótico de penicilina.

2.-Controla el colesterol

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford, en California señala que la alicina que contiene el ajo reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos altos. La alicina es un compuesto azufrado que se encuentra en el ajo que solo aparece cuando el ajo es machacado o cortado.
Entonces para aquellas personas que sufren de colesterol alto, pueden utilizarlo para nivelarlo.


LA ZANAHORIA

De la zanahoria suele decirse que ayuda a broncear la piel y que es buena para la vista, pero más allá de estos efectos, la mayoría de los mortales desconoce la cantidad de beneficios que reporta al organismo.

Al vapor, hervida, cruda, cocida, licuada o simplemente fresca y a bocados, la zanahoria fora parte del grupo de alimentos con “efectos prometedores” en la prevención de algunos tipos de cáncer, según señala la OMS. Junto con las espinacas y los tomates, hortalizas que también contienen carotenoides, sirven para prevenir el cáncer de mama.

Otro informe de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) asegura que si se cuece entera y después se trocea, contiene un 25% más de falcarinol, un compuesto que protege a la hortaliza del ataque de hongos y que en nuestro organismo actúa como protector ante el desarrollo de ciertos tipos de tumores.

Esta experta destaca siete beneficios esenciales del consumo de zanahoria:

1- Los aromas de la zanahoria estimulan el apetito.

2- Comerla cruda fortalece los dientes y las encías. Ingerir verduras crudas como la zanahoria mejora el riego sanguíneo bucal y evita que las bacterias se adhieran a los dientes. Además, el flúor, presente en alimentos como las zanahorias, espinacas o manzanas, es un mineral fundamental para mantener en buen estado el esmalte dental y evita la aparición de caries.

3- Ayuda a combatir el estreñimiento y el dolor de estómago por intoxicación. Gracias a su alto contenido en fibra aumenta la cantidad de materia fecal y previene el estreñimiento. Además, calma las molestias gástricas y el exceso de acidez debido a sales minerales como el sodio, cloro, potasio y vitaminas del complejo B. Por ello, es un alimento muy recomendable si se padece gastritis.

4- Por su elevado contenido en agua, es diurética y ayuda a la desintegración de los cálculos renales.

5- Rica en potasio y fósforo, es un excelente vigorizante para mentes cansadas y restauradora de nervios.

6- Fortalece las uñas y el cabello, al que aporta brillo. Las células madre de la zanahoria son ricas en betacaroteno, también llamado provitamina A, que en el organismo se transforma en retinol o Vitamina A. Estos compuestos reparan las células dañadas por los efectos ambientales, y así fortalecen y revitalizan las uñas y el pelo. La Vitamina A ayuda en la producción de sebo, beneficioso para el cuero cabelludo.

7- Mejora la calidad de la leche materna. El betacaroteno y la vitamina A mejoran la calidad biológica de la leche materna, según señala Mario García, doctor en Farmacia y experto en Seguridad Alimentaria. La ingesta de betacarotenos, minerales y encimas de la zanahoria favorecen la producción saludable de leche materna.

Y además de todo eso, sí, la zanahoria también es buena para la vista. Detrás de esa antigua recomendación se esconde la auténtica esencia de las zanahorias. Los betacarotenos son unos poderosos protectores que evitan el envejecimiento prematuro. No nos darán la vista de un pájaro, pero sí protegerán nuestra retina y evitarán la aparición de cataratas. La ingesta diaria de zanahoria está especialmente recomendada en casos de pérdida de la agudeza visual y ceguera crepuscular (dificultad para ver por la noche o con poca luz). La OMS considera que la deficiencia de vitamina A es la causa más importante de ceguera infantil en los países en desarrollo.

A continuación dejo nuestra pagina, correo y teléfonos de contacto donde me pueden contactar para talleres, consultas, terapias, orientación del tarot y reiki.

Página: www.terapiasikigai.com
Mail: terapiasikigai@gmail.com
Teléfono celular: 964431931 – 227179980

Me despido afectuosamente de todos ustedes para juntarnos nuevamente la próxima semana con otro regalo del horóscopo, hasta pronto viajeros cósmicos.

2018 Worldwideradio.fm