Sin conectividad
Mute

“Stranger Things”: Imperdible

La serie de Netflix más entretenida -hasta ahora- de este 2016 que tienes que ver

On screen
Danielle Cartes

Por Danielle Cartes

Share on FacebookTweet about this on Twitter

El 15 de julio, Netflix estrenó mundialmente la serie “Stranger Things”, y la verdad es que sólo me fijé en ella por el afiche y la vi.

Como a mi no me gusta leer nada, nada, pero nada antes de ver algo en la tele -y tampoco voy a dar spoilers acá-, sólo me lancé a ponerle play, atraída por el estilo del afiche -demasiado Star Wars- y por la tipografía del título, que por todos lados me decía “ochentas, ochentas, ochentas”. Y como soy una mujer de 38 años, que ha visto muuuuucha tele durante toda su vida, el concepto ochentero me cautivó, y después de haberme comido los ocho capítulos en dos noches, me hice fan y no podía dejar de compartiles mis comentarios acá.

strangerthingsposter

Primero que todo, debo decir que yo NO veo cine ni series de suspenso, terror, ni ciencia ficción. Entre que no me atraen esos temas, y más encima me da susto, sencillamente no veo esos “genres”. Por lo tanto, nótese que mis comentarios son basados únicamente en la guata, y en mi experiencia de persona—afin-a-la-pantalla-que-le-gusta-comentar-y-recomendar-cosas, así que por favor, no me digan nada los fanáticos del suspenso.

Bueno. El tema es que le puse play al capítulo uno, y desde los primeros minutos me sentí cautivada. La trama, las actuaciones, el casting -oooohhh Diosss el castiiinnggg-, la ambientación, el vestuario, las locaciones, la música -ooohhhh la músicaaaa, y sobre todo la música de presentación– y el ritmo, hicieron de éste, el mejor enganche para los siguientes capítulos.

Yo, que viví mi infancia y preadolescencia en los ochenta, me sentí muy cómoda con referencias a películas como “ET”, “The Goonies”, “Stand By Me”, “Poltergeist”, “Alien”, “Tron”, “War Games” y “Ghostbusters” y a series de TV como “Invasión Extraterrestre” y “Ripley, aunque usted no lo crea”, y quizás cuántas más que no me acuerdo. Y ahí creo que esta serie acierta grandemente, apelando a la nostalgia de millones de personas con esa memorabilia, pero me pregunto si las generaciones más jóvenes van a enganchar con “Stranger Things” sin tomar en cuenta esos elementos.

Le creí a todos los personajes, y ahí es donde nuevamente insisto en el casting: qué niños más talentosos y jugados. El cuarteto de amigos es soberbio, y la chica -pobrecita que la hicieron sufrir- es una versión 2016 de Natalie Portman. Le compré toda su actuación a Winona Ryder, quien como siempre le da unos guiños de comedia a sus escenas dramáticas, y los actores adolescentes dieron un interesante aporte a la serie. Qué decir del sheriff, los papás de los niños, etc, todos convincentes.

También me gustó cómo una vez más se retrata a la “white trash” norteamericana, que cautiva con su decadencia y pobreza, mostrando las difrencias sociales de un pueblo frío y perdido de USA.

Como les decía, no me gusta leer nada, nada, nada de nada cuando veo una serie, pero sin querer ya me encontré con algunos haters, que sienten que podría haber sido más tenebrosa. Pero no, yo me quedo con lo positivo, y sólo puedo tirarle flores a esta serie que, a diferencia de otras producciones originales de Netflix -como “Orange is the new Black” o “House of Cards”, que son de altísima factura y calidad- pero son de temáticas densas y a veces difíciles de digerir, se agradece que nos entreguen una alternativa que te divierte, entretiene y a veces te hace saltar del asiento.

Estoy feliz de haberla visto, y se las recomiendo al 100% porque ES MUY ENTRETENIDA e ideal para pasar un buen rato al frente de la tele, comiendo unos popcorn solo o acompañado, y ya queremos la segunda temporada!

 

Descarga nuesta APP desde

2017 Worldwideradio.fm